viernes, 12 de febrero de 2016

Torta escalada

          Para muchos esta será una receta auténticamente desconocida salvo que en vuestras regiones haya algo parecido o incluso igual pero que se llame de otra manera. La verdad es que yo con ser asturiana no la conocía. La receta me la dio un buen amigo"Ambas", un autentico apasionado de las tradiciones de nuestra tierra, que intenta recuperar cada una de ellas. Para ello se ha hecho kilómetros y kilómetros recorriendo Asturias entrevistando a los mayores que le puedan dar algún dato de todas esas tradiciones tanto recetas, cantares, rituales, en definitiva tradiciones de los pueblos y la vida de antaño. Ha llegado a tener programa en la tele autonómica, que en breve comenzará nueva temporada. Y posee un archivo oral histórico del que puede presumir ser el único.
             Bueno la cosa es que como sabe de mi pasión por la cocina y también por las recetas tradicionales me la mando, eso si escrita en llingua asturiana que es como os la pongo aquí, aunque luego yo en la redacción de la receta la escriba en castellano. Solo para que veáis un poquito como es nuestra llingua que aunque no es oficial hay muchos que intentan luchar por su oficialidad y uno de ellos es el gran "Xose Ambas". ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Gracias amigo.......por todo lo que nos llevas enseñado de nuestras tradiciones y cultura, no te rindas, mientras haya gente como tu ese pasado podrá estar presente!!!!!!!!!!!!
         Esta es la receta en asturiano:Lleva fariña maíz ya fariña trígu, un pedacín mas de la de trigu pero poucu mas, se de trigu chámos una tazada bien llena de maíz que falte un pedacín pa llenalla.
Amásase col augua ferviendu por eso ya escaldada ya por eso hai qu'amasalla con un palu, val bien la caza las papas. Tien que quedar blandina ya échase'l sal como pal pan. Desque ta amasada échase un poucu furmientu ou senón un poucu llevadura pero pouca pa deixalla lleldar nuna fuonte ou nuna pota, veise bien que ta llelda a la hora ya entós chámosla na bandexa la forna cola cucina bien roxa, la torta tien que cocer una horina ou algo mas, que quede turradina pu'riba ya blandina pur 



Ingredientes:
1 bol de desayuno de harina de trigo
3/4 del bol anterior de harina de maíz
800 ml de agua hirviendo
1 cucharadita de sal
25 gr de levadura fresca de panadería o prefermento de pan

  1. Ponemos agua a hervir.
  2. En un bol grande ponemos la harina de trigo y la de maíz y las mezclamos un poco con la mano.
  3. Añadimos la levadura desmenuzada o masa madre.
  4. Añadimos el agua hirviendo, tenemos que mezclar con un cucharon de madera, aquí se hace con el palo de remover las "papas". Esto hasta que esté todo bien mezclado. Debe quedar una especie de masa semi-blanda.
  5. La dejamos levar una hora.
  6. Luego vertemos la masa en la bandeja del horno y la extendemos bien.
  7. Metemos a cocer, lo ideal sería en una cocina de leña. Pero en un horno precalentado a 250º también se puede. Debe quedar bien cocida por arriba, que esté bien dorada. `Por dentro quedará blanda.
  8. Su sabor yo lo identificaría con una torrija sin azúcar, pero la harina de maíz le da dulzor. Se come caliente, fría no está buena.



miércoles, 10 de febrero de 2016

Lasaña con el pollo del caldo

          Ya se, ya se..........lo mío y el reciclaje de sobras ya es una obsesión jajajaja. Pero es que como voy a intentar no utilizarlas con el hambre que hay en este mundo; y ya no hace falta pensar en países subdesarrollados, es que la tenemos al alado de casa, que aun siendo casi pobres, somos unos privilegiados. Por eso es por lo que intento sacar el mayor partido posible a las sobras, porque de ellas aun pueden salir platos muy sabrosos. Es también una manera de ahorrar que nunca vine mal, que extras hay muchos y otros se presentan de improviso.
         Pero vamos a al receta. Tenía una zanca entera de pollo de los que añado al caldo, otras veces la desmenuzo en la sopa pero esta vez la hice de verduras y en esa no quieren mas que las verduras. Así que pensé en qué podía hacer con ella. Y me dije que si la desmenuzaba y le hacía un sofrito igual con ella podía hacer una lasaña. La verdad se me quedo un poco corta, pero estirando, estirando conseguí la comida para ese día. Así que mejor en los ingredientes vos pongo dos.



Ingredientes:
1 paquete de placas de lasaña
2 zancas de pollo
2 tomates maduros
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
aceite de oliva
pimienta negra molida
sal
150 gr de queso rallado

5 cucharadas de harina
5 cucharadas de aceite de girasol
400 ml de leche
nuez moscada
sal

  1. Hemos quedado que las zancas son las que tenemos cocidas de hacer un caldo de pollo. Sino las ponemos a cocer en agua con sal. Así que las desmenuzamos, quitandole huesos, la piel y la grasa.
  2. Pelamos los ajos y los picamos menuditos y los ponemos a dorar en una sartén.
  3. Cuando estén añadimos la cebolla cortada muy menuda también y la sofreímos a fuego lento.
  4. Pelamos los tomates y los cortamos en daditos, los añadimos al sofrito cuando la cebolla esté ya blanda.
  5. Removemos hasta que esté todo bien sofrito y añadimos el pollo desmenuzado.
  6. Salpimentamos y dejamos hacerse todo junto unos minutos para que se mezclen los sabores. Reservamos.
  7. Preparamos las placas de lasaña como nos indique el fabricante. Las hay que tienen que cocerlas en agua salada, aquí bien podríamos aprovechar también el caldo de cocer el pollo. Otras basta con sumergirlas unos minutos en agua bastante caliente. Y otras no hará falta se harán en el horno con la humedad de los alimento. Seguimos las instrucciones de las que tengamos como ya he dicho.
  8. En una fuente apta para horno vamos dando forma a la lasaña, intercalando placas con camas del relleno de pollo. Hasta terminar con una capa de pasta.
  9. Hacemos una besamel ligera y cubrimos la lasaña con ella.
  10. Espolvoreamos con queso rallado y le damos un toque de gratinado en el horno. 

lunes, 8 de febrero de 2016

Costillas con garbanzos y patatas

          Para los guisos o cocidos, no se como vosotros llamareis a este plato en casa, somos bastante tradicionales. Aunque supongo que esta receta en otras casas sea lo tradicional, en mi casa las costillas guisadas solo las cocino con patatas. Pero cuando vi esta receta se me apeteció muchísimo probarla.
              Los garbanzos son una legumbre que en mi casa nunca ha tenido mucho éxito. Los niños ya desde bien pequeños había que buscar las mil y un artimañas para que se los comieran, ni el puré que los contuviera les gustaba. Pero las costillas en cambio, les encantan de todas las maneras que las cocine, así que pensé,,,,que la combinación podría ser la perfecta para que los niños comieran los garbanzos sin poner problemas. Y que acertaba estaba!!!!!!!!!!!!!!
            Es un guiso que en invierno viene que no veáis..............además de lo bien que va para el frió alimenta que da gusto.



Ingredientes:
4 patatas
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 pimiento rojo
200 gr de garbanzos cocidos
300 gr de costillas de cerdo adobadas y troceadas
1 pimiento choricero
1 hoja de laurel
aceite de oliva
sal

  1. Dejamos el pimiento choricero en remojo de agua templada durante 30 minutos.
  2. Freímos las costillas en una sartén con un fondo de aceite hasta que se doren por todas partes. Las retiramos y reservamos en una cazuela.
  3. Pelamos y picamos los ajos y la cebolla todo ello menudo.
  4. Lavamos el pimiento rojo, retiramos el tallo, las semilla y las nervaduras blancas del interior y lo cortamos en daditos muy pequeños.
  5. Sofreímos el ajo en la sartén de las costillas hasta que empiece a tomar color.
  6. Añadimos el pimiento y la cebolla y lo rehogamos todo junto 10 minutos. 
  7. Pasamos el sofrito a la cazuela de la carne y cubrimos con agua.
  8. Añadimos el laurel lavado y dejamos cocer durante 20 minutos.
  9. Pelamos y lavamos las patatas, las partimos en trozos medianos e incorporamos a la olla.
  10. Escurrimos el pimiento choricero y raspamos la carne con un cuchillo, lo añadimos a la olla. 
  11. Sazonamos y dejamos cocer a fuego suave otros 20 minutos hasta que las patatas estén tiernas.
  12. Enjuagamos los garbanzos de su líquido de conservación y los escurrimos. Agregamos al guiso, removemos y dejamos cocer 5 minutos mas para que se integre todo.


viernes, 5 de febrero de 2016

Bollitos de pan crujiente de miel y queso

          Hay una revista de cocina que está a punto de cumplir el año de vida y que desde que salió no me he perdido ni un número y además me encanta. La amortizo muchísimo y no solo por sus contenidos sino también por la opción que te da aveces de comprarla con un libro por poquito mas. Suelen ser libros del cocinero de la TVE1 Sergio Fernández; y preguntareis a que viene todo este royo????. Pues es que esta receta la saqué precisamente de uno de esos libros. 
          Sergio es un cocinero que también me gusta muco porque son recetas muy fáciles y con ingredientes normalitos jajaja. Estos bollitos los puedes combinar tanto con dulce como con salado. Yo este día tenía un poco de picadillo de chorizo y lo aproveche; pero también sabrían riquísimos rellenos de una mermelada o otro ingredientes dulce.



Ingredientes:
200 gr de harina
150 gr de jamón curado
20 gr de queso rallado
20 gr de miel
10 gr de levadura de panadero
100 ml de agua
sal

  1. Ponemos la harina en un bol y mezclamos con la sal
  2. Formamos un agujero en el centro y agregamos la levadura desmigada, la miel, parte del queso rallado y el agua.
  3. Trabajamos bien hasta obtener una masa homogénea y elástica a la vez que húmeda.
  4. Hacemos pequeñas bolas con forma de mini barrita de pan y dejamos reposar sobre una bandeja de horno a temperatura ambiente unos 40 minutos. Deben duplicar su volumen.
  5. Repartimos el queso por encima.
  6. Horneamos con el horno precalentado a 180º durante 10 minutos.
  7. Una vez horneados, abrimos y rellenamos al gusto. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Tortitas de patata camperas

          Habrá un plato mas socorrido en las cenas de nuestros hogares que patatas fritas, huevos y jamón???. Quizás lo de socorrido no sea un termino muy adecuado. Mejor diría "uno de los platos mas sabrosos, sencillos y baratos" que podemos preparar. Aunque el jamón no sea para nada barato.
       jooo por uno o por otro no termino por acierto con la que quiero trasmitir con este plato. Un plato de los de toda la vida, de los que no deja a nadie indiferente, de los que nunca pasan de moda. Pero que como todo, puede evolucionar. en este caso dándole un toque distinto en la presentación.
         Lo ideal es hacerlo con huevos camperos, pero no todos tienen esa suerte. Aunque hoy se encuentras en los supermercados una variedad que se presenta como camperos, y que bien es verdad que son algo distintos a los otros. El sabor y el color de los originales de pueblo es completamente diferente. Así que si podéis encontrar a alguien que tenga gallinas y vos de algunos de estos huevos no dejéis de disfrutarlos en un plato como este. No vos llevará mucho tiempo, solo que con una presentación un poco mas moderna.



Ingredientes:
4 patatas grandes o 8 medianas
4 huevos camperos
4 lonchas de jamón
sal
aceite de oliva

  1. Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos con una mandolina como para hacer patatas paja.
  2. Las salmos y ponemos a freímos en abundante aceite bien caliente, mejor en dos veces.
  3. Cuando ya las veamos blandas. Las retiramos a un plato y con ayuda de dos espumaderas damos forma a las tortitas. Dividimos las patatas en cuatro porciones iguales y colocamos cada una de ellas entre dos espumaderas, presionamos para que recudan el aceite y se compacten un poco y volvemos a llevar a la sartén. Quedarán unas tortitas.
  4. Una vez crujientes por fuera las retiramos a papel de cocina.
  5. Colocamos sobre ellas las lonchas de jamón. 
  6. Freímos los huevos y los colocamos sobre el jamón y servimos inmediatamente.




lunes, 1 de febrero de 2016

Lentejas aromatizadas

          La verdad es que siempre preparo las lentejas de la misma manera, como me enseño mi madre(como cuesta decir esto estos días) con patata, zanahoria, chorizo y un sofrito.Pero cuando vi estas en una revista algo me llamó la atención. A los niños no les gusta mucho que les cambie las recetas de toda la vida. Pero claro esta es completamente distinta.
            Decidí hacer la receta con los ingredientes pero la mitad, por si acaso luego no gustaba que no tuviera mucho que desechar. Tampoco la hacia muy convencida, aunque en la foto de la revista se veía muy rica pero ya se sabe que en esas fotos todo parece exquisito. Conforme iba añadiendo ingredientes a ese guiso de lentejas y aquello iba cociendo la casa se iba llenando de un aroma de lo mas rico y empecé a entender el porque del nombre de la receta. Pero lo mejor vendría al probarlas. Cuando las puse en el plato todos pusieron caras raras, pero al final "me quedé corta" porque todos querían repetir.
            Así que es un plato que recomiendo, las lentejas son mi legumbre preferida, pero ahora ya tengo dos maneras de prepararlas para que  sigan sabiendo a gloria.



Ingredientes:
200 gr de lentejas pardinas 
2 cebollas 
1 zanahoria
caldo de verdura
1 morcilla (yo se la puse de cebolla, pero poner las que mas vos guste)
tomillo
2 clavos de olor
unas rebanadas de pan
pimentón
aceite de oliva
sal

  1. Yo pongo las lentejas a remojar unos horas, no toda la noche pero si una o dos horas antes de ponerlas a cocer.
  2. Luego las cocemos en el agua de remojo unos 10 minutos desde que rompan a hervir. Retiramos y escurrimos.
  3. Pelamos las cebollas y las cortamos en tiras. Si no vos gusta encontrar trozos tan grandes cortarlas menuditas.
  4. Raspamos, lavamos y cortamos la zanahoria en dados.
  5. En una olla con un fondo de aceite de oliva rehogamos las cebollas y las zanahorias, el tomillo lavado y los clavos de olor, hasta que las verduras estén tiernas.
  6. Vertemos el caldo de verduras hasta cubrir, sazonamos, bajamos el fuego, sazonamos y cocemos 10 minutos.
  7. Mientras cortamos el pan en daditos y los doramos en un hilo de aceite. Sacamos sobre papel de cocina y espolvoreamos con pimentón, si vos gusta un poquito alegre que sea picante.
  8. Cortamos la morcilla en rodajas si es de arroz, la de cebolla mejor ponerla en la olla entera y cortarlas para servir. La agregamos a las verduras.
  9. Añadimos las lentejas y añadimos mas caldo de verduras caliente hasta que las cubra y dejamos cocer a fuego lento unos 45 minutos. Vamos viendo que no se seque y la lenteja quede cocida.Salamos.
  10. Se sirven decoradas con la morcilla y los costrones de pan.


viernes, 29 de enero de 2016

Bizcocho de cereales, galletas y chocolate

         Este completo bizcocho me lo encontré como idea en una revista, pero sin cantidades, receta ni nada. Solo era una idea de como aprovechar cereales y galletas ya reblandecidas. Así que con bastante incertidumbre pero con empeño me propuse que saliera un rico bizcocho para el desayuno del lunes. Mis medidas fueron por tanto completamente improvisadas, tanto es así que creo que unos poquitos menos de cereales y algo más de chocolate serían la formula correcta. Bueno la cosa es que salio comible y tan comible porque Loly y Rosa con las que tomo el café todos los días por la mañana se comieron un buen trozo. Sinceramente a mi no me gustó tanto como esperaba, pero por los dos retoques que os he dicho. Rico estaba porque Loly se puso muy contenta cuando al día siguiente le baje medio trozo pues me encontré con el mío y otro que mi hermano me había bajado ese Lunes, de la que vino a ver a mi madre. 
          Seguro que os gusta sobre todo si os gusta probar todos los bizcochos que vos vais encontrando en la blogosfera como a mi.



Ingredientes:
4 huevos
1 yogur griego natural
2 medidas de azúcar de yogur
3 medidas de harina de yogur
2 medidas de cereales triturados (copos de maíz en este caso)
8 galletas trituradas
1 medida de aceite de girasol de yogur
100 gr de chocolate fondat
1 sobre de levadura en polvo

  1. Cascamos los huevos y junto con el aceite los batimos bien, bien con el azúcar.
  2. Añadimos el yogur y batimos de nuevo.
  3. Añadimos la harina y la levadura tamizada y mezclamos bien con las varillas.
  4. Derretimos el chocolate al baño maría.
  5. Precalentamos el horno a 180º.
  6. Añadimos al preparado de bizcocho los cereales, las galletas y el chocolate y lo mezclamos todo bien hasta que quede integrado.
  7. Vertemos en un molde engrasado y enharinado o bien forrado con papel de horno.
  8. Horneamos unos 40 minutos, comprobamos que esté cuajado antes de sacarlo, sino dejamos unos minutinos mas.