martes, 2 de septiembre de 2014

Sartén de pisto con cachelos y salchichas

          Comenzamos curso como quien dice. Yo la verdad es que es como si Septiembre fuera el primer mes del año, es una vuelta a empezar.........vuelta a horarios, aunque nuevos, vuelta a la rutina, con algún propósito nuevo eso si es verdad, bueno en realidad unos cuantos para por lo menos alcanza uno jajaja. Así que ale..................comenzamosssssss.
         Verdaderamente no son unos cachelos originales, pero en mi casa siempre los hemos llamado así. Según nuestros vecinos gallegos los cachelos son las patatas cocidas con piel, los que se cuecen sin piel son simplemente patatas cocidas. Así que perdón por utilizar este termino, pero como es una receta casera de las de toda la vida, espero me disculpéis.
             Es una receta que en mi casa se hacia mucho, tanto con pisto como con salsa de tomate casera llegando esta época de recoger los tomates, los pimientos y la cebolla. Época en que se hacía el pisto y las conservas para todo el año. Bueno se hacía y se hace porque yo sigo con esa misma tradición conservera jajaja. Me encanta, me entretiene y pensar que así tendré mis propias conservas libres de conservantes y naturales me satisface.



Ingredientes:
2 cebollas
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
5 tomates
sal
aciete
8 patatas
8 salchichas
1 vasito de vino blanco

  1. Hacemos el pisto. Para ello pelamos la cebolla y la picamos muy menudita. Lavamos los pimientos y los cortamos también muy menduditos, los ponemos a pochar en una sartén con un buen chorro de aceite hasta que estén bien blandos. En otra sartén, ponemos el tomate pelado y cortado en trozos y vamos haciendo una salsa, cociendo el tomate hasta que todo el agua que haya soltado se consuma, le ponemos un poco de azúcar y añadimos a la sartén con las otras verduras. Salamos y continuamos la cocción otro rato mas, removiendo hasta que todo esté integrado y hecho.
  2. Hacemos las salchichas con la receta de salchichas al vino blanco.
  3. Pelamos las patatas y las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas pero que no se nos rompan. Escurrimos.
  4. Cortamos las patatas en dados grandes y las incorporamos a las sartenes de servir.
  5. Añadimos dos salchichas por sartén cortadas en rodajas.
  6. Añadimos el pisto bien caliente, revolvemos y servimos.


viernes, 29 de agosto de 2014

Tartaleta de manzana y crema pastelera

         Para terminar la semana y dar paso al último fin de semana del mes de Agosto y de paso celebrar las fiesta de mi pueblo de adopción os dejo algo dulce. En unos días volveremos a la cruda realidad jajajaja.Vuelta a los horarios, rutinas y cerraremos casi pues aun nos queda el día de la comunidad con la temporada de fiesta.
        Esta tartaleta que aquí veis es sin gluten. Ya os he contado que cuando nos juntamos los amigos en las fiestas  o cualquier otra reunión donde se lleva comida  es a mi a la que toca hacer los postres. Entre nosotros hay un celiaco, en este caso una celiaca y si ese día el postre lleva gluten porque hayan pedido algo concreto siempre le hago algo especial para Sandra. Esta tartaleta surgió de uno de esos días. La verdad bien valía para todos pero no tenia suficiente pasta quebrada sin gluten, ya que muchas veces cuando la hago congelo para días en los que me resulta imposible adaptar el poste a un "sin gluten". La crema pastelera al ser con maicena la pueden comer los celiacos, así que solo hay que hacer la masa quebrada con harina sin gluten y listo para que todos podamos disfrutar en la mesa incluida mi querida amiga.
          Yo os pondré las cantidades para cuatro tartaletas y lo único que se sustituye es la harina de trigo por la de celiacos



Ingredientes:
250 gr de harina
100 gr de mantequilla
100 ml de agua
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar

1/2 litro de leche
2 yemas de huevo
2 cucharadas de maicena
4 cucharadas de azúcar
cascara de un limón

2 manzanas
4 cerezas confitadas

  1. Hacemos las masa. Para ello derretimos la mantequilla. En un bol amplio poneos la harina, con la levadura, el sal, el azúcar y vamos añadiendo la mantequilla y el agua. Amasamos bien durante 10 minutos hasta obtener una paste homogénea que envolvemos en fil y dejamos reposar en la nevera.
  2. Hacemos la crema pastelera. Separamos 1 vaso de leche del litro y el resto lo ponemos en un cazo con la corteza del limón y el azúcar, lo tenemos que dejar hervir unos 5 minutos para que coja la esencia de limón. 
  3. En un bol se ponen las yemas, la maicena y se añade la leche fría y lo removemos bien con una cuchara de madera o mejor con varillas hasta que no quede ningún grumo. Entonces se mezcla con la leche hirviendo y se remueve con las varilla cociendo la mezcla 5 minutos. 
  4. Pasados estos retiramos y vertemos en un recipiente de cristal dejando la cuchara de madera dentro para que atempere. Tenemos que removerla de vez en cuando.
  5. Sacamos la pasta de la nevera y la extendemos con la ayuda del rodillo sobre dos papeles film.
  6. Con ella cubrimos los moldes para cuatro tartaletas que habremos engrasado previamente. Y pincharemos las bases con un tenedor.
  7. Precalentamos el horno a 200º y horneamos las tartaletas en las que habremos puesto legumbres secas para que las bases no se inflen. Horneamos 8 minutos.
  8. Mientras horneamos las bases vamos pelando la manzana, descorazonandola y cortándola en láminas
  9. Vertemos la crema pastelera repartida en las tartaletas, cubrimos con las láminas de manzana y horneamos otros 15 minutos mas.
  10. Sacamos y una vez frío podemos pintar con mermelada de melocotón, o bien hacer unos preparados tipo gelatina que hay para tal efecto.

jueves, 28 de agosto de 2014

Berenjenas rellenas de bonito y huevos

         Recetinas sencillas para ir retomando el ritmo en la cocina y pensando en volver a la rutina. Normalmente relleno las berenjenas en mitades, pero esta vez lo que hice es un relleno estilo "san jacobo". Tenía un sofrito de tomate y cebolla de un guiso y unas berenjenas en la nevera también unos huevos cocidos, con esos y un podo de bonito improvisé la cena.
           Es otra manera de hacer comer verdura en casa, aunque particularmente me gustan mas cuando las relleno en forma de "cuenco" como ellos dicen. A estas les pega mas añadirles una salsita ligera pero yo simplifique gratinandolas con queso.



Ingredientes:
2 berenjenas 
2 huevos cocidos
1 lata de atún en conserva
5 cucharadas de salsa de tomate
huevo
harina
pan rallado
aceite
sal
quesos rallados (tres quesos)
queso crema

  1. Lavamos y secamos las berenjenas. Las cortamos en lonchas finas a lo largo, las salamos y dejamos sudar una hora.
  2. En un bol mezclamos el atún escurrido con la salsa de tomate.
  3. Secamos las berenjenas y entre dos lonchas ponemos una capita de atún con tomate y unas rodajas de huevo cocido. Así hasta terminar de rellenar todas las berenjenas.
  4. Pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y freímos en aceite bien caliente hasta que estén doradas.
  5. Sacamos sobre papel de cocina. 
  6. Pasamos a una placa de horno,  espolvoreamos con los quesos, untamos el queso crema y gratinamos.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Sandwich campero

         Una cena sencilla, rápida, sana porque son todo productos naturales y completa. Una cena de viernes vamos ( bueno yo ya pensando en el fin de semana)!!!!!!!!!!! jajaja. Estos nueves panes thins sándwich que han sacado unas cuantas marcas comerciales de pan de molde a mi me van a dar mucho juego a la hora de las cenas rápidas. De hecho tengo unos cuantos en mente ya.
         Este es sencillo con una mezcla de vegetales y proteínas. Pero también los podremos hacer marineros, solo vegetales o incluso podríamos hacer hamburguesas con ellos. Vamos que en esta casa donde el pan de molde literalmente desaparece serán un habitual en la cesta de la compra.



Ingredientes:
8 parejas de panes thins
4 lonchas de jamón serrano
1 rulo de queso de cabra
4 lonchas de queso de sándwich
2 tomates
4 huevos
mayonesa

  1. Tostamos los panes en la tostadora.
  2. Lavamos y cortamos el tomate en rodajas finas.
  3. Pasmos el jamón serrano un minuto por la plancha y el queso de cabra cortado en rodajas también.
  4. Vamos montando el sándwich de la siguiente manera. Una pareja de panes en ella metemos una loncha de jamón con unas de queso de cabra. En otra pareja de panes ponemos el huevo y una loncha de queso de sándwich. 
  5. Juntamos las dos parejas y en medio de ambas ponemos el tomate con la mayonesa.


martes, 26 de agosto de 2014

Pimientos celtas rellenos de matachana

          El pimiento celta es el hermano dulce del pimiento del padrón. Llegan a crecer  un poco mas que estos, si los dejas y también llegan a ponerse rojos como los del piquillo, aunque no a ser tan grandes como estos. Yo diría que son un híbrido entre las dos clases mas conocidas de pimientos. Y en cuanto a la matachana es la morcilla típica de León. Está hecha de sangre, grasa de cerdo, hortelana y gran cantidad de cebolla. Se consume fresca y frita, sacada de la tripa. Aunque algunas empresas nos la ofrecen ya en envasada en tarros. En casa nos encanta...........bueno a los mayores.  Hasta hace poco aquí no se encontraba fácil. Ahora hay una cadena de supermercado que la tiene fresca, yo suelo comprarla y congelarla. Y he dado con una carnicería que la trae de la envasada.
           La combinación de estos dos productos en una misma receta es un bocado exquisito. Yo los podría como tapa ya que es un bocado fuerte. Os recomiendo que si tenéis oportunidad no dejéis de probarla.
         Como estoy en plena recogida de estos pimientinos que manera mas sabrosa de disfrutarlos!!!!!!



Ingredientes:
16 pimientos celtas
2 morcillas matachanas
AOVE
sal

  1. Lavamos los pimientos. 
  2. Les cortamos una rodaja por donde el tallo, para poder vaciarlos de semillas.
  3. Sacamos la morcilla de la tripa, o utilizamos la que viene envasada.
  4. Rellenamos los pimientos. 
  5. Los ponemos en una fuente apta para horno, les ponemos un poco de sal y los regamos con un hilo de AOVE.
  6. Horneamos a 180º unos 20 minutos.

lunes, 25 de agosto de 2014

Garbanzos con salmorejo

      El verano parece haber llegado hoy a Asturias, creo que es uno de los días mas calurosos de lo que va de verano...............uno de los pocos que han venido claro. Porque lo que se dice verano no hemos tenido. Así que habrá que disfrutarlo, pero sin dejar de comer completo y sin aparcar las legumbres, aunque esta vez con un plato fresquito; que ya habrá tiempo para cucharear caliente, que aquí el invierno es muuuuu largo jajaja.   Además es un plato "multi función" ya que yo lo que hice fue un cocido de garbanzos tal cual se hace en invierno y luego lo que hago es aprovechar el caldo congelandolo. Y hacer un salmorejo. Así que si no está bueno comemos el cocido y si hace mucho calor le añadimos el salmorejo jajajaja.
         Con los restos del cocido podemos hacer al día siguiente grandes platos y el caldo como ya he dicho al congelador que nos vendrá de perlas para una sopa cuando empiece a llegar el frío.



Ingredientes:
200 gr de garbanzos
2 zanahorias
2 patatas
1 trozo de carne de ternera (pecho)
1 trozo de tocino
1 chorizo
1 hueso de ternera
1 sobre de azafrán en hebra
sal
aceite

1/2 kg de tomates maduros
125 gr de pan duro
1 diente de ajo 
1 cucharada de vinagre
AOVE
sal

2 huevos duros
2 lonchas de jamón
  1. Hacemos un cocido según lo hago aquí.
  2. Hacemos el salmorejo según lo hago aquí.
  3. Retiramos el caldo de los garbanzos así como el compango: carne, tocino, hueso y chorizo.
  4. Picamos la patata y la zanahoria y las repartimos en los platos junto con los garbanzos.
  5. Añadimos por encima el salmorejo.
  6. Espolvoreamos con el huevo duro bien picadito y con trocitos de jamón crujiente.



viernes, 22 de agosto de 2014

Hamburguesas de calabacín

          Algo sencillo para el fin de semana. Calabacín el rey indiscutible de mi huerto. Todos los años digo que voy a plantar menos y de hecho este año lo hice y aun así casi nos salen por las orejas. Los he hecho de un montón de maneras. He guardado buenas bolsas en el congelador; aunque estos solo valen para cremas, purés o salsa ya que al descongelar se quedan en agua.
          Así que aquí va otra de calabacines. Una receta fácil, rica con la que no parece que estás comiendo calabacín. No se si verdaderamente podría llamarlo una hamburguesa, quizás un montadito le iría mejor pero bueno el nombre ya está puesto así que así se queda jajajaja.
           Solo espero que os guste y os de una nueva idea a todos aquellos que como yo tenéis una gran cosecha de calabacines y a los demás un plato sencillo y para comer verdura de forma original.



Ingredientes:
1 calabacín grande (por hamburguesa necesitamos 4 rodajas)
queso en lonchas
jamón york en lonchas
huevo
pan rallado
4 huevos tamaño pequeño o de codorniz
lechuga
tomate
mayonesa
aceite

  1. Lavamos el calabacín lo secamos y cortamos en rodajas. Como ya he dicho para cada hamburguesa cuatro rodajas de calabacín. Si son muy pequeños por persona haremos mas de una.
  2. Lo primero es hacer unos san jacobos de calabacín. Entre dos rodajas ponemos una loncha de jamón de york, una de queso, pasamos por huevo y pan rallado y freímos en aceite bien caliente. Sacamos sobre papel de cocina.
  3. Una vez hechos todos los san jacobos. Cortamos el tomate en rodajas.
  4. Lavamos y escurrimos la lechuga.
  5. Freímos los huevos.
  6. Montamos las hamburguesas, entre dos san jacobos ponemos un poco de mayonesa, una rodaja de tomate una poca de lechuga y un huevo frito.