jueves, 30 de julio de 2015

Tarta dos bizcochos con sabor a frutas del bosque

   Llevo un tiempo alejada del blog, pero necesitaba un descanso. El verano no está siendo un verano cualquiera......distinto, diferente adaptado a las circunstancias de mi madre, de que el crio tiene que ir a clase y de las actuaciones de la niña. Y que yo necesito un respiro. Los días se me hacen quizás mas cuesta arriba ahora que paso mas horas en casa..........pues aun así me cuesta sentarme delante del ordenador, mas que nada porque me cuesta concentrarme. También a la vez el verano está mas lleno de imprevistos, es decir cosas que surgen de momento e igual lo que tenías planeado cambia; cosa que por el curso no suele pasar pues los horarios están mas organizados. Intentaré retomar las publicaciones. Ir pasando a visitaros. Mientras que paséis un buen verano, disfrutarlo y ser muy felices.

    
 Tarta completamente improvisada, pero completamente!!!!!!!!!!!!! Necesitaba hacer una tarta en prácticamente 1 hora como mucho dos y me quedé en blanco. Al principio pensé en el hojaldre pero luego se me vinieron a la cabeza unas bases de bizcocho combinadas que me habían sobrado de hacer la tarta balón para Juanín. Me quedaban dos bases de chocolate y una blanca. Las cuales iban a dar la apariencia al corte bastante bonita. 
             Y el relleno??????????? algo fácil, rápido, que hay en la nevera???? queso crema, en la despensa mermelada de frutos rojos. Otro toque de color a la hora de partir la tarta. Y la cobertura es una cosa facilísima y en casa siempre hay ingredientes.
           Pues ale........solo me faltaba el almíbar, un toque de Pedro Ximenez y esperemos que esté buena ¡¡¡por dios!!!.   Por lo visto buena no buenísimas...........que alegría, porque una vez que se hacen las cosas con ilusión pero sin saber muy bien al final si la mezcla es la adecuada, ver que gusta: ¡¡¡menudo gustazo!!! jajaja



Ingredientes:
2 bases de bizcocho de chocolate
1 base de bizcocho normal

200 ml de agua
100 gr de azúcar
75 ml de Pedro Ximenez

1 tarrina de queso crema (200 gr)
1/2 bote de mermelada de frutos rojos

100 gr de chocolate fondat
100 ml de nata para montar
50 gr de mantequilla

  1. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar, cuando empiece a hervir, el azúcar ya se habrá disuelto, añadimos el licor y dejamos hervir dos minutos. Retiramos.
  2. En un bol mezclamos el queso crema con la mermelada. Tiene que quedar todo bien integrado.
  3. Remojamos las capas de bizcocho con el almíbar.
  4. Colocamos en una bandeja para tartas primero una base de chocolate, untamos sobre ella la mitad de la mezcla de queso y mermelada.
  5. Tapamos con la base de bizcocho normal, untamos la crema que nos queda.
  6. Tamos con la otra base de bizcocho de chocolate.
  7. Hora vamos a hacer la cobertura. Para ello ponemos la mantequilla y la nata en un cazo al fuego. Cuando este casi a punto de hervir retiramos y añadimos el chocolate cortado a trocitos y comenzamos a remover hasta obtener una crema espesa y brillante con la que cubriremos la tarta.
  8. Adornamos al gusto, y dejamos reposar mejor en la nevera media hora.



martes, 7 de julio de 2015

Pastel de verduras y albóndigas

             En mi casa no es que las albóndigas se pierdan porque es una de esas recetas tradiciones que les encantan. Además cuando las hogo parece que seamos a comer una docena jaja y es que suelo hacer como 3 o 4 docenas. Luego las congelo por raciones y así siempre tengo ese as guardado en la manga o mejor dicho en el congelador jajaja..............El otro día las hice y a parte de las raciones para congelar deje unas cuantas para consumir recién hechas. Pero deje mas de la cuenta y para al día siguiente no dárselas otra vez de la misma manera rebusque en la nevera y la despensa y decidí hacer un plato único, un plato completo, muy sabroso y fácil. Y lo mejor es que con poco cunde para dos raciones por persona.
             En cuanto al puré que puse con pimientos del piquillo es de un lote que Indecove me había enviado, pero que podéis poner puré de patata del que se hace mediante copos o con patatas y añadirle vosotros los pimientos del piquillo.



Ingredientes:
2 calabacines medianos
5 albóndigas
1 bote de puré de patata con piquillos Indecove
1 rulo fresco de cabra
AOVE
sal


  1. Lavamos los calabacines y los cortamos a rodajas muy finas.
  2. En una fuente apta para microondas ponemos un poquito de AOVE y las rodajas de calabacín por capas, cuando terminamos una salamos regamos con AOVE y ponemos la siguiente. Tapamos con film y asamos en el micro unos 8 - 10 minutos.
  3. Forramos una fuente apta para horno con papel de horno mojado para que se adpata a las pareces del molde.
  4. Ponemos una primera base de rodajas de calabacín, sobre ella las albóndigas bien picaditas y extendidas, luego el rulo de cabra fresco desmenuzado y luego el puré de patata y piquillos. Terminamos con una capa de calabacín que debería ser doble porque será la que luego sea la base del pastel. Cerramos por arriba con el papel si nos ha sobrado a los lados y sino con papel de aluminio.
  5. Metemos al horno y horneamos a 200º unos 10 minutos.
  6. Sacamos y con mucho cuidado de no quemarnos, desmoldamos y retiramos el papel.

lunes, 29 de junio de 2015

Menestra con carne gratinada

          No se exactamente donde vi una receta parecida, creo que fue en alguna revista de la sala de espera del dentista que me cunden a mi bastante en los ratos que espero a que le toque entrar a Juanín y luego que salga claro. Bueno aunque con la cabeza que tengo igual fue en otro sitio. El caso es que os traigo un plato completo, sabroso, económico, pues se puede hacer con cualquier tipo de carne; yo misma lo he hecho con carne de aprovechamiento: dos rodajas de aleta rellena que tenía en la nevera. 
            Y una de las cosas mas importantes, que si hay alguien que no coma muy bien la verdura con este plato se la camufla bastante bien y lo digo porque lo he comprobado en mi propia cocina jajaja.



Ingredientes:
restos de carne asada, guisada, frita
1/2 bolsa de menestra de verduras (250 gr)
queso rallado para gratinar
sal

mantequilla
leche
harina
sal
nuez moscada

  1. Por un lado desmenuzamos la carne que tenemos y conservamos un poquito de la salsa de la receta original si puede ser.
  2. Ponemos la menestra a cocer en una cazuela con agua salada los minutos que indique el fabricante. Una vez que rompa a hervir con 15 o 20 serían suficientes.
  3. Escurrimos la menestra y en una fuente apta para horno la mezclamos con la carne.
  4. Hacemos una bechamel que vertemos sobre la fuente donde tenemos la carne y las verduras.
  5. Espolvoreamos con queso rallado y gratinamos en el horno.

sábado, 27 de junio de 2015

Verduras asadas y pollo sobre boroña

           Hoy toca pincho de fin de semana para acompañar a las cañas fresquitas que se necesitan con este calor, aunque aquí en Asturias la sidra es obligatoria jajaja Feliz finde!!!!!!!!!
           Mas veces os he hablado de la boroña, como aquí en Asturias llamamos al pan de hecho con harina de maíz. Supongo que lo habrá en mas comunidades y que en cada una le darán un nombre. Por ejemplo se que en la comunidad vecina, en Galicia lo llaman "broa".
         en los pueblos asturianos y sobre todo antaño, ero uno de los alimentos básicos y quizás mucho mas que el pan, el pan blanco. Por aquella época eran muchos los que cultivaban maíz e iban a los molinos con sus cosechas, así que las maseras se convertían en la reserva de pan de las casas.
         A casa aun sigue llegando la boroña de manera artesanal. Ya que la panadería que nos trae el pan siguen cociéndolo en horno de leña, aunque el proceso de amasado ya sea un poco mas industrial. Sin embargo siguen manteniendo el molino de agua de toda la vida.
          Por lo tanto son unas tostas bastante artesanales ya  que las verduras están asadas en horno de leña también.



Ingredientes:
1 boroña
1 berenjena 
1 pimiento verde pequeño
1 pimiento rojo
1/2 calabacín.
2 pechugas de pollo
1 cebolla pequeña
aceite de oliva
sal
pimienta

  1. Lo primero es lavar las verduras y secamos. 
  2. Las colocamos en una fuente de horno, regamos con un chorro de aceite de oliva y asamos en  el horno (al ser horno de leña no podría deciros el tiempo porque depende mucho de como esté la cocina en esos momentos). Pero se pueden hacer en el eléctrico precalentado a 200º y vais observando el tiempo.
  3. Una vez asada, dejamos enfriar un poquito y las pelamos. Y cortamos a tiras, salpimentamos y mezclamos en un bol.
  4. Cortamos el pollo a tira y salpimentamos.
  5. En una sartén salteamos el pollo con un poco de aceite y cuando esté casi hecho añadimos las verduras, salteamos todo junto unos minutos.
  6. Cortamos la boroña en rebanadas de 1,5 cm de grosor aproximadamente, regamos con un chorro de AOVE y le damos un toque de horno para que quede un poquito crujiente.
  7. Añadimos las verduras y el pollo sobre las tostas de boroña y servimos.


miércoles, 24 de junio de 2015

Coca de San Juan

           Se que la red está inundada de esta receta estos dos días. Pero teniendo dos Juanes en casa tiene delito si yo no la subo también. Y es que llevo años intentándolo pero nunca me sale decente para poder hacer la foto y subirla  al blog. Este año creooooooooo, ya me lo diréis haber que os parece que han salido preciosas. Lo que si os puedo asegurar es que de sabor están de vicio!!!!!!! jajaja. Gracias que con las cantidades que pone la receta salen dos bien hermosas porque sino nos terminaríamos peleando por ellas.
           Como ya os conté había probado en años anteriores diferentes recetas que no me dieron resultado. Así que este año decidí probar la de mi querida tocaya Belén de "El toque de Belén", ya se que ella tiene unas manos de oro para todo, no solo para la cocina. Así que puse toda mi confianza en su receta, aunque con miedo a que mis manos no supieran darle ese toque. Pues bien, por fin..........este año mi Juan y mi Juanín han comido Coca de San Juan de la rica de verdad.
            Muchas gracias amiga, porque apostar por ti es un triunfo. Y quiero aprovechar a dar las felicidades a todos los Juanes en el día de su Santo, como no, en especial a los dos que tengo en casa: mis amores junto con Noemí claro. Aunque hoy el regalo lo he recibido yo, cuando se concrete el proyecto vos cuento.



Ingredientes:
Masa madre que debemos hacer la noche anterior
100 gr de harina de fuerza
100 ml de leche templada
30 gr de levadura fresca

Masa de coca
400 gr de harina
100 gr de azúcar
2 huevos
80 ml de nata para montar
50 ml de aceite de oliva
15 gr de levadura fresca
ralladura de un limón
5 gotas de agua de azahar
1 sobre de azúcar avainillado
sal

Crema pastelera
1/2 litro de leche
corteza de 1/2 limón
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de maicena
2 yemas

2 cucharadas de azúcar
cerezas confitadas
1 huevo

  1. La noche antes hacemos el prefermento. Si el tiempo está cálido con unas horas bastaría. Para ello diluimos la levadura en la leche tibia y la añadimos a la harina. Mezclamos bien. Debe quedar una especie de pasta bastante pegajosa. Tapamos con film y dejamos reposar.
  2. Al día siguiente preparamos la masa. Mezclamos la nata con una pizca de sal.
  3. En una fuente grande añadimos la nata, la ralladura de limón, el azúcar avainillado, el aceite, el azúcar y la levadura. Batimos con las varillas bien.
  4. Añadimos los huevos y el agua de azahar y continuamos batiendo.
  5. Vamos incorporando el prefermento y la harina tamizada y amasando poco a poco. ( Quizás necesitemos un poquito mas de harina si vemos que la masa aun sigue pegajosa, añadir de muy poquito en poquito hasta que ya no pegue pero siga elastica).
  6. Tapamos con film y dejamos reposar 1/2 hora
  7. Pasada esta le damos otro amasado, volvemos a tapar y dejamos reposar otros 15 minutos.
  8. Forramos dos placas de horno con papel vegetal (ya dije que con estas cantidades salen dos cocas bastante grandes).
  9. Dividimos la masa en dos y le damos forma de coca  (debe tener como unos 2 cm de gordas)y las colocamos sobre las bandejas.
  10. Les hacemos unos cortes profundos, pero sin llegar a bajo en forma de red. Y las dejamos reposar de 2 a 4 horas. En mi casa el tiempo estaba bastante cálido y con la temperatura ambiente en 2 horas y media subieron lo suficiente.
  11. Mientras hacemos la crema pastelera. Para ello ponemos en un caza la leche, reservando un poquito, la corteza de limón y el azúcar y la llevamos a ebullición. En la taza donde tenemos el resto de la leche disolvemos la maicena y la mezclamos con las yemas. Cuando la leche del cazo hierva añadimos el contenido de la taza y bajamos el fuego. Dejamos cocer removiendo sin parar unos 5 minutos. Después pasamos el contenido a una fuente de loza y mantenemos dentro una cuchara de madera con la que iremos removiendo de vez en cuando mientras se va enfriando y así evitaremos que se forme capa y grumos.
  12. Metemos la crema en una manga pastelera y la extendemos sobre los cortes que hicimos a la masa.
  13. Pincelamos con huevo batido.
  14. Adornamos con las cerezas y con un azúcar humedecida en unas gotas de zumo de limón.
  15. Precalentamos el horno a 180º
  16. Cocemos unos 25-30 minutos. Hasta que tome color y al pinchar con un palillo salga limpio.

martes, 23 de junio de 2015

Sushi

           Oyyyy que experiencia con el Sushi!!!!. Experiencia al hacerlo y al probarlo, porque aunque parezca que soy de otro planeta, nunca lo había comido.
                Bueno la cosa empezó hace mucho con ganas de intentar elaborar sushi, pero aquí no encontraba los ingredientes para ello, hasta que un día pusieron en el Lidl una promoción de comida asiática. Me gustó mucho un kit para hacer sushi que venía con todo lo necesario tanto en ingredientes como la esterilla de bambú y hasta los palillos para luego comerlo. Tan solo le faltaba el relleno que te daba la opción de ponerle lo que mas te gustara. No lo dudé, lo compré, como no!!!!!!!!!. Un día por otro, iba pasando el tiempo y ahí estaba el kit en la estantería de la cocina. Un domingo de aburrimiento me puse sería y dije: --de hoy no pasa--. Pues al lío y el lío fue que solo hice un rollo porque como que aquello a mi no me iba convenciendo. Yo creo que para ser la primera vez no me quedó del todo mal. Yo seguí los pasos y hasta la salsa de soja con su jengibre tenía. 
             Solo lo probé yo, los demás no quisieron. Lo de comerlo con palillos casi imposible, aunque lo intente jajaja. Pero cuando lo mojé en la salsa y lo metí en la boca me dije que eso no era lo mio y mirar que a mi me gusta casi todo. Bueno pues aquí esta el CASI!!!!!! jjjjj.



Ingredientes:
arroz para sushi (en el kit viene en dos bolsas separadas)
vinagre de arroz
salsa de soja
alga nori
surimi o salmón ahumado
pasta de wasabi
sal


  1. Ponemos las bolsa de arroz en agua hirviendo a cocer durante aproximadamente 20 minutos.
  2. Sacamos las bolsas, las abrimos y vertemos en un bol amplio.
  3. Mientras esté aun caliente sazonamos con el vinagre de arroz y una pizca de sal. Esta sazón es al gusto. Y los mezclamos todo bien.
  4. Dejamos enfriar el arroz y lo movemos de vez en cuando para que se valla enfriando a la par.
  5. Extendemos la esterilla de bambú u colocamos encima una lámina de alga nori con la cara brillante hacia abajo.
  6. Colocamos encima aproximadamente 1/4 del arroz cocido y lo distribuimos con la ayuda de los dedos mojados. Dejamos un margen sin arroz de unos 2 cm en el lado superior.
  7. Hacemos un pequeño surco en el centro y untamos con un poco de pasta de wasabi.
  8. Para hacer el relleno, pueden usar tiras fina de pepino, calabacín, surimi, salmón ahumado o lechuga.
  9. Levantamos ligeramente la parte delantera de la esterilla de bambú y enrollamos el sushi de modo que el arroz quede recubierto del alga nori.
  10. A continuación, humedecemos el extremo suelto de la lámina de alga nori y cerramos el rollo de sushi. Presionamos los rollos de sushi ligeramente sobre la esterilla y para terminar, cortamos en 6-8 trozos con un cuchillo húmedo.
  11. La salsa para mojar el sushi se hace poniendo en una salsera jengibre para sushi en láminas (el kit ya lo trae) y añadimos la salsa de soja.
  12. Para comer mojamos el sushi en la salsa y si se puede a comerlo con palillos

domingo, 21 de junio de 2015

Tarta de cereza y almendra

          Verdaderamente la receta era para unas tartaletas, pero como yo no tengo moldes tan pequeños decidí hacer una tarta grande que a fin de cuentas lo único que cambia la receta es en su tamaño no en ingredientes ni presentación.
             Estamos en plena temporada de cerezas y ya sabéis lo bueno que es aprovechar la fruta de temporada, no solo por su precio sino porque está realmente mucho mas sabrosa. Y si a la vez tenemos la suerte de disponer de ella casera, seguro que la receta multiplica por 100 su sabor. Que gusta da ir a al huerta y venir con la cesta llena!!!!!!!!!!!. Lo mismo que ir a la "zreizal" como aquí llamamos al cerezo. Aunque cuesta resistirse a no comerlas allí mismo; que para mi es como mejor sabe. Al final conseguimos una cestada porque ya le había echado el ojo a la receta. Pero lo pero no vino en cogerlas, lo pero vino a la hora de quitarles la pepita a tantas. Yo no tengo el aparato ese para hacerlo, entre otras cosas porque no lo amortizaría, ya que como digo como mas nos gustan es ponernos debajo del árbol y comer y comer jajaja. Así que eché mas de 30 minutos sacando pepitas. Para luego que la tarta una vez hecha volara tan pronto como las cerezas del árbol jajajaja.

               Vos dejo por tanto una receta de temporada, una receta de verano deseando que lo empecéis dulcemente.



Ingredientes:
270 gr de harina
3 cucharadas de azúcar
160 gr de mantequilla
2 cucharadas de agua helada

450 gr de cerezas
80 gr de azúcar
1 huevo
50 gr de maicena
1 cucharada de zumo de limón
licor de cereza
2 cucharadas de almendra molida

  1. Para preparar la masa mezclamos la harina con 150 gr de mantequilla ablandada, el azúcar y las dos cucharadas de agua helada, y trabajamos con la punta de los dedos hasta obtener una masa lisa.
  2. Formamos una bola, la envolvemos en film y dejamos 30 minutos en la nevera. 
  3. Lavamos las cerezas, las cortamos por la mitad y las deshuesamos.
  4. Mezclamos estas con el azúcar, la maicena, el zumo de limón y 1 cucharada de licor.
  5. Estiramos dos tercios de la masa y con ella forramos un molde desmontable.
  6. Precalentamos el horno a 180º.
  7. Repartimos la almendra en el fondo y añadimos las cerezas.
  8. Pintamos el borde con huevo batido.
  9. Estiramos la masa restante y le hacemos unos cortes en forma de malla. Yo lo hice con un cortador especial que hay para este menester.
  10. Cubrimos con ella la fruta y recortamos el sobrante. 
  11. Pegamos los bordes a la base con huevo batido y también pincelamos la masa por arriba.
  12. Horneamos 30 minutos.