jueves, 17 de abril de 2014

Bollo de pascua con sirope de agave

          Lo primero quiero empezar pidiendo disculpas, llevo unas semanas un tanto caóticas y no he tenido tiempo para estar por estos mundos. Sabéis eso de que cuando "viene una no viene sola" pues mas o menos es lo que está pasando en esta casa, y aunque de momento la salud la ha tocado de refilón la verdad también la está afectando un poquito esta racha de la que con paciencia y esperanza se saldrá........digo yo.
         Bueno fuera penas, que aquí es donde yo me olvido del mundo. Que la pascua está a la vuelta de la esquina, y aunque con poco entusiasmo sigo cocinando y experimentando. Como este año que he probado a hacer el pan dulce de pascua con sirope de agave, que Ana de Luna de miel me ha enviado hace unos días, me llegó gusto para probar que tal saldría el bollo dulce con este edulcorante natural a mi tanto me gusta. Sabéis que desde que lo probé me he hecho fans de él, me encanta el sabor dulce que le da a las postres. Así que este año he rebajado calorías sin que los bollo dulce, pan de pascua o como decía la persona que me enseño a hacerlos pan que brilla se resintieran en sabor.
            Espero pronto poder coger un poco el ritmillo de nuevo de mi blog y mi pasión que es la cocina..........bueno sin dejar atrás la pasión que siento por mi familia que estos momentos es un pilar importantisimo. Aunque entro en unas semanas también de ajetreo se acercan las primeras fiestas del pueblo, tras la pascua  y luego tengo la comunión de Noemí a la vuelta de la esquina, así que por favor disculpar mis ausencias, aunque vos hecho mucho, pero mucho de menos.
                   ¡¡¡¡Feliz Semana Santa a todos!!!!



Ingredientes:
1 kg de harina
200 ml de sirope de agave
200 ml de leche
250 gr de manteca (mantequilla)
1 huevo
2 yemas
200 gr de levadura fresca
1 pizca de sal
1 huevo

  1. En la superficie de trabajo ponemos la harina y hacemos un volcán en el medio. Y espolvoreamos con el sal.
  2. Ponemos la manteca a derretir en un cazo, sin que llegue a hervir.
  3. Batimos los huevos y las yemas.
  4. En la leche templada disolvemos el sirope
  5. Vertemos todo el líquido en el centro del volcán y en el desmigamos la levadura.
  6. Comenzamos a mezclar los ingredientes y a amasar. Es conveniente que no haya corrientes de aire. Debemos a masar durante un buen rato, si vemos que aun se nos pega en las manos añadimos un poquito mas de harina, pero la masa debe quedar blanda y esponjosa, lo justo para que se despegue de las manos.
  7. Con porciones de masa formamos las coletas o los bollos redondos a los que es típico poner un huevo en el medio. Los colocamos en bandejas de horno forradas y los tapamos con unos paños de cocina. Lo tenemos que colocar en un sitio templado para que leve, o como decimos aquí en Asturias para que "yelde". Necesita bastante tiempo, las abuelas solían amasar por la noche y dejarlo "yeldar" toda la noche.
  8. Precalentamos el horno a 200º y mientras se caliente pintamos los panes con huevo batido.
  9. Horneamos teniendo cuidado de que no se nos doren mucho, si vemos que ya van cogiendo color pero aun le queda tiempo de cocción como una hora o tres cuartos los tapamos con un papel de aluminio.
  10. Sacamos y dejamos enfríar. Ya tenemos el bollo para nuestros ahijados.

jueves, 10 de abril de 2014

Bacalao con pisto

          Desde luego salir a comer fuera muchas veces es toda una aventura. Se que no todos tenemos las misma receta y los mismos gustos. Que cada cocinero tiene su toque.......pero de ahí a intentar engañar a la gente que va a pagar una comida hay mucho. Un día en una cena con amigas........nos fuimos a un restaurante nuevo cerca del pueblo. Yo nunca había ido y la verdad......había oído muchas opiniones, mas malas que buenas pero les dí un voto de confianza. Los entremeses estaban bastante ricos, aunque tuvieron un fallo grande en las raciones y algunas los suyos los comieron fríos. Pero la sorpresa vino cuando nos ponen el primer y único plato un bacalao con pisto. A todas nos dio la risa..........pero a mi lo que me dio fue pena. Que intenten hacer pasar por pisto una salsa hecha con solis (y quien dice solis, dice cualquier tomate frito envasado) y trozos grandes de cebolla es de dar pena no risa..........el bacalao de algunas estaba a medio hacer. No me considero ni buena, ni mala cocinera, pero si digo que os voy a dar un bacalao con pisto, os doy bacalao con pisto y ya..............Esto si es bacalao con pisto. Y como se que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina, algunos ya incluso de vacaciones dejo la receta de unos de los platos estrella de estas fechas en muchas casas: eso sí me versión que quizá no coincida con la de muchos, pero sin engaños.



Ingredientes:
4 trozos de bacalao al punto de sal (también vale bacalao salado, recordar ponerlo a desalar 48 horas antes)
1 huevo
harina
aceite

1 pimiento rojo 
1 pimiento verde
2 cebollas grandes
4 tomates grandes maduros
1 calabacín
aceite
sal

  1. Lo primero es hacer el pisto que podemos tener listo del día anterior (yo lo hago en temporada de estas verduras, al principio del otoño y lo meto en botes).
  2. Lavamos, pelamos y picamos todas las verduras, (el calabacín no lo pelamos).
  3. En una sartén ponemos el tomate con un chorrín de AOVE y dejamos que se vaya ablandando a fuego lento. Al principio soltará agua, pero se irá evaporando.
  4. En otra sartén ponemos la cebolla, también con un chorro de AOVE, cuando esté empezando a ablandarse añadimos los pimientos. Dejamos que se haga a fuego suave removiendo a menudo.
  5. Cuando la cebolla y los pimientos estén blandos añadimos el tomate y mezclamos bien.
  6. En este punto añadimos el calabacín muy picado y dejamos al fuego otros 15-20 minutos, removiendo. 
  7. Como el bacalao está al punto de sal, solo lo pasamos por harina y huevo y lo fremimos unos instantes. Retiramos sobre papel de cocina.
  8. Pasamos el pisto a una olla baja y añadimos el bacalao, guisamos junto unos 15 minutos a fuego muy suave.



martes, 8 de abril de 2014

Ñoquis con guisantes y jamón

          A mi me gustan mucho los Ñoquis, lo que me queda en pendientes es empezar a hacerlos yo misma. Mientras, alguna vez los compro en el Lidl que salen muy bien de precio y muy ricos. Alguna vez he probado de otra marca y la verdad no me han dado el resultado que me dan estos.
            Bueno los he probado a hacer ya de diferentes manera pero esta vez he pensado en añadirlos a unos guisantes con jamón. Yo a estos les suelo poner huevo cocido y en este caso pues les he añadió los ñoquis. Hasta mi madre que no le gustan mucho esta vez se los comió y hasta repitió. Es una receta muy sencilla, se puede decir que económica porque además los ñoquis llenan bastante. Y es un plato riquísimo que sobre todo va a gustar mucho a los mas pequeños.



Ingredientes:
500 gr de ñoquis
1 latita de guisantes
175 gr de tacos de jamón serrano
1 cebolla
1/2 de salsa de tomate frito
aceite de oliva
sal

  1. Pelamos la cebolla y la picamos muy menudita.
  2. La pochamos en una sartén amplia con un chorro de aceite de oliva.
  3. Cuando esté transparente añadimos los guisantes y el jamón, y salteamos unos minutos.
  4. A continuación añadimos la salsa de tomate y removemos para que se integre bien con el resto de ingredientes.
  5. Ponemos una olla con abundante agua a hervir y cocemos los ñoquis como nos manda el fabricante.
  6. Una vez están sacamos y escurrimos.
  7. Luego los añadimos a la sartén con los guisantes y el jamón y salteamos un minuto para que se mezclen.
  8. Servimos de inmediato.

lunes, 7 de abril de 2014

Seitan al cabrales

          Tengo que reconocer que en cuanto a productos vegetarianos elaborados estoy un poco perdida. Y es que si anteriormente en una carta de un restaurante leyera lo de seitán no se porque daría por hecho que es un pescado. Y yo que soy de pescado lo pediría claro..........me iba a llevar una gran sorpresa jajaja aunque después de haberlo probado, sería grata.
          El seitán es un preparado alimentario a basa de gluten de trigo. Se le suele llamar carne vegetal, y es que en realidad al corte es muy parecido.
           Hace poco la empresa de productos ecológicos y naturales Natursoy me envió un lote en el que incluía una bandeja de seitán rebozado. Como era la primera vez que lo probaba lo que hice fue hacer una salsa de cabrales, aunque antes de salsear el seitán lo probé y me gustó mucho; así que aunque al final también le puse la salsa para aprovecharla y ver como le iba, puedo decir que solo también está muy rico.



Ingredientes: 
1 bandeja de seitán rebozado Natursoy
50 gr de cabrales
75 ml de nata líquida
aceite

  1. En un cazo ponemos el queso cabrales y la nata y a fuego muy suave y sin dejar de remover vamos dejando que el queso se funda y al mezclare con la nata haga una salsa. Cuanto mas nata mas líquida nos quedará aquí depende del gusto.
  2. Freímos el seitán en aceite hasta que esté doradito. Sacamos sobre papel de cocina.
  3. Servimos salseado con la crema de queso.


jueves, 3 de abril de 2014

Rulitos integrales con carne y cheddar

          A finales de mes intento hacer una limpieza productiva de la nevera. Ello no solo consiste en higiene sino en dar salida a muchos de los productos que hay en ella para meter unos nuevos y frescos en la principal compra del mes. Aunque sea en los que hay en la nevera los que mas vayan en la lista semanal, al ser productos frescos. Pero siempre vas dejando envases y tarros abiertos, tapers con resto que de no utilizarlos pronto se van al cubo de la basura; y esos es un despilfarro con los tiempos que corren. Así surgieron estos rollitos de ""reciclaje""?????. Bueno pues se podría decir que sí. 
       Un paquete de pan de molde integral en la panera que pasaba unos días de la fecha de caducidad, carne guisada en la nevera tomando sitio y un trozo de cheddar pidiendo a gritos ser consumido ya, dieron de resultado una cena que triunfó mas de lo esperado.
         No pongo cantidades todo depende de los restos que tengáis
         Y con esta receta quiero participar en el nuevo proyecto de Marisa de Thermofan "RECICLANDO SABORES"  y de Rosalía de RossGastrónomica.




Ingredientes:
pan de molde
carne guisada
queso cheddar en trozo
huevo
pan rallado
aceite de oliva

  1. Desmenuzamos la carne guisada. Mejor si lo hacemos con la picadora, así la salsa y la carne formarán una pasta ideal para rellenar el pan.
  2. Cortamos el trozo de cheddar en bostoncillos.
  3. Aplastamos con un rodillo las rebanadas de pan y vamos poniendo un cordón de pasta de carne y un trozo de queso. 
  4. Enrollamos y pasamos por huevo y pan rallado.
  5. Freímos en aceite bien caliente hasta que estén dorados.
  6. Retiramos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa antes de servir.

miércoles, 2 de abril de 2014

Hamburguesa completa pero sin pan

         Esta receta se la vi a mi paisana Raquel del blog En los fogones de Raquel. Y me gustó un montón. Me pareció de lo mas original, eso si no es apta para dieta jajajaja, y  eso que le hemos restado las calorías añadidas del pan. Pero un día nos podemos dar un caprichito no?????.
         Confieso, yo no fui capaz de terminármela y mi marido así de completa y todo me deshizo la receta y se la metió entre pan jeje. Los niños se comieron una entre los dos. Vamos que la receta es contundente, pero eso si: rica y sabrosa donde las haya.
         Gracias Raquel por la receta que nos gustó mucho. Mi receta es para tres y al final comerían 5. Yo cambié un poquito la forma de hacerlas.



Ingredientes
6 hamburguesas de carne
3 lonchas de beicon
3 lonchas de queso
1 tomate
1 cebolla
3 huevos
aceite de oliva

200 ml de nata
1 latita pequeña de champiñones laminados
sal
pimienta negra

  1.  Hacemos las hamburguesas a la plancha pero sin que lleguen a hacerse del todo.
  2. Mientras se van haciendo pelamos y cortamos la cebolla en juliana y la ablandamos un poco en la sartén con una cucharada de aceite.
  3. Lavamos y cortamos el tomate en rodajas.
  4. Con la ayuda de un cortapastas cortamos un circulo central en tres de ellas.
  5. En una fuente apta para horno colocamos las tres hamburguesas enteras, sobre ellas ponemos una loncha de queso, una de beicon cortada a la mitad por cada hamburguesa, unas rodajas de toamte, un poco de cebolla pochada y ponemos la hamburguesa con el hueco.
  6. En el hueco cascamos un huevo con cuidado que no se nos caiga y metemos al horno hasta que este se haga al punto que nos guste.
  7. En una sartén ponemos los champiñones la nata y cuando empiece a hervir salpimentamos . Dejamos que espese un poquito.
  8. Ponemos la tapa de carne a nuestra hamburguesa y salseamos con la salsa de champiñones.

martes, 1 de abril de 2014

Revuelto de salmón, calamares y pimientos

         Después de un día cansado bien entrada la tarde todavía no sabía que hacer de cenar y es que estas dos últimas semanas parece que llevo sacos de piedras a cuestas; los días parecen tener 48 horas y aun así no me veo avanzar en nada, va a ser eso verdad que dicen de la "astenia primaveral", todo único a una etapa complicada. Así que últimamente ni llegó a cumplir con los menús que ya había organizado para casi todo el mes, porque siempre surge algo que trastoca todo. Y ya sabéis que la cena tiene que ser ligera pero que a la vez alimente según dicen los entendidos en nutrición. Pues bien..........que mejor que un revuelto de pescado para terminar el día. Además es una receta rápida. Tenía trozos de salmón y anillas de pota para hacer unas brochetas así que los descongelé e improvisé la cena. Afortunadamente en este caso no hubo problemas para que se tomaran el salmón.



Ingredientes:
250 gr de salmón
250 gr de anilla de pota
1 pimiento verde
6 huevos
6 cucharadas de leche
sal
ajo en polvo
pimienta
perejil
aceite de oliva

  1. Cortamos el salmón y las anillas de calamar en daditos y los adobamos con sal y ajo en polvo. Reservamos en la nevera.
  2. Lavamos y cortamos el pimiento en daditos y lo ponemos en una sartén honda a pochar con un poco de aceite de oliva.
  3. Cuando esté blando añadimos los dados de salmón y calamares y los saltemos unos minutos.
  4. Mientras se saltea el pescado batimos los huevos añadimos la leche y salpimentamos.
  5. Vertemos el batido en la sartén y a fuego suave dejamos que se vaya cuajando sin parar de remover para que no quede en una pieza.
  6. Servimos espolvoreado de perejil.