viernes, 23 de enero de 2015

Sándwich de plátano y chocolate

         Que en la frutera tienes unos plátanos que se están poniendo demasiado maduros?????????????? o que te ha gustado la receta y lo vas a hacer en exclusiva. En un momento y con pocos ingredientes puedes tener un postres de lo mas sabroso y original.
           La receta en realidad va con pan de molde normal pero yo tenía estos panes "thins" para sándwich y al ser el relleno un poquito mas pringoso, mas blando pensé que quizás soportarían mejor la humedad. Y así fue. Queda muy, muy rico, se hacen bien rápido y con bien poca cosa. Sirve como postre o como una rica merienda par a los niños; donde combinamos dos cosas que les encantan los sándwiches y el chocolate y de paso les hacemos comer fruta.

 *Para todos los que en vuestros comentarios prenguntais como va mi madre: lo primero muchísimas gracias. La infección parece que va remitiendo, le queda aun mucho por delante porque las curas son muy dolorosas ahora que han dado con lo que era. Pero tenemos un ángel por enfermera que hasta se preocupa por la manera mejor de que yo me organice con los horarios del colegio para venir. No lo que nos pasó con una sustituta que estaba el primer día que no acudió a hacer el aviso.Así que ahí vamos poquito a poquito......¡¡¡la pobre no sale de una para meterse en otra!!!!



Ingredientes:
8 rebanadas de pan de molde al gusto
4 plátanos
4 cucharadas de azúcar moreno
nocilla solo de cacao
mantequilla

  1. En una sartén antiadherente ponemos el azúcar moreno.
  2. Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas.
  3. Salteamos los plátanos en el azúcar hasta que caramelicen, hay que tener cuidado al removerlos para que no se hagan papilla.
  4. Untamos las rebanada de pan con la nocilla y las rellenamos con las rodajas de plátano.
  5. En otra sartén o una plancha ponemos un poquito de mantequilla y doramos en ella los sándwiches por ambos lados.

jueves, 22 de enero de 2015

Tosta de boroña con revuelto de tomate y jamón

          Ya sabéis lo amiga que soy de las tostas. Dan mucho juego y sobre ellas admiten tanto dulce como salado e infinidad de combinaciones. Hay algunos panes que se prestan mas que otros para ellas. La boroña es uno de esos. La boroña, aquí en Asturias es un pan de maíz, que en algunos casos puede llevar algo de mezcla, como es el caso de la "escaldada" que lleva centeno que es la que se usa para el postre navideño llamado "escaldao". Pero la verdadera boroña es toda con harina de maíz.
            La compro bastante veces porque en casa nos gusta mucho a todos, otras veces me la regala la panadera. Simplemente con leche está buenísima. Pero hace unas tostas tan ricasss!!!!!!!!!! que es como mas la utilizo. Este es un relleno.........bueno, relleno no porque no va dentro sino encima jaja, pero ahora no se me viene ninguna palabra a la cabeza con la que describirlo, de lo mas sencillo. Un pan con tomate complementado y de diferente manera................................está muy bueno y es de lo mas sencillo.



Ingredientes:
4 rebanadas de boroña
2 tomates pequeños
4 lonchas de jamón serrano 
4 huevos
4 cucharadas de leche
sal
pizca de azúcar
AOVE


  1. Pelamos los taomates y los cortamos en daditos pequeños.
  2. Los ponemos en una sarten con un poquito de AOVE para que se vayan sofriendo lentamente. 
  3. Cuando estén blandos y el agua que suelten se haya consumido ponemos una pizca de azúcar para reducir la acidez y añadimos el jamón que saltearemos un minuto con el tomate.
  4. Batimos los huevos, añadimos la leche y lo añadimos todo a la sartén; donde iremos cuajando el revuelto removiéndolo.
  5. Regamos las rebanadas de boroña con un chorrín de AOVE y les damos un toque de horno, solo que cojan una ligera capa tostado, pero que dentro se queden tiernas.
  6. Ponemos sobre ellas el revuelto y servimos.

miércoles, 21 de enero de 2015

Cremas de dos calabazas al toque de comino

           Muchas gracias por vuestro palabras, parece que la situación comienza a estabilizarse. Aunque aun es un poquito pronto. Así que hoy hemos respirado un poquito y mi manera de relajarme es sentarme aquí, también al lado de la cocinina de leña con una buena cremina caliente que entona el cuerpo.
                 Parece que porque estemos en el norte tenemos que estar acostumbrados al fío, pero cuando llega una ola de frío polar no hay costumbre que nos haga mas resistentes. Así que no solo sirve abrigarse sino que otra manera de ayudar a entrar en calo es comer caldos y cremas calientes como esta rica crema de dos calabazas. La he llamado así porque he mezclado dos clases de calabaza, una la típica que todos conocemos mas dura y anaranjada y la otra la calabaza  de cuello alto mas descolorida y blanda, aunque he añadido alguna verdura mas pero prima la cantidad de calabaza.



Ingredientes:
300 gr de calabaza verrugosa (la típica de halloween)
300 gr de calabaza de cuello alto
1 patata grande
1/2 cebolla
2 quesitos
1/2 cucharadita de cominos
sal
aceite de oliva

  1. Lavamos y pelamos todas la verduras, las cortamos en trocitos.
  2. En una olla con 3 cucharaditas de aceite rehogamos la cebolla. 
  3. A continación agregamos las patatas y salteamos un poquito.
  4. Luego ponemos las calabazas, removemos para saltear un poquito.
  5. Agregamos el agua hasta cubrir y una vez rompa a hervir, bajamos el fuego a la mitad y cocemos 25 minutos.
  6. En este punto salamos y agregamos el comino, removemos dejamos reposar 5 minutos.
  7. Añadimos los quesitos y removemos para que se fundan.
  8. Pasamos por la batidora y servimos bien caliente espolvoreado con un poco de comino.

martes, 20 de enero de 2015

Arroz con verduras, mejillones y gambas

          Perdonar llevo dos días de locura y esto lo tenía todo preparado sino me sería imposible publicar, mi madre tiene un nuevo problema de salud y andamos bastante preocupados, de momento está en casa, pero tiene un plazo de 48 a valorar, así que a ratinos me siento para comentar pero no llego a todos. Y si por casualidad veis que falto que sepáis que no es por desgana.
         Ya sabéis que yo soy muy  de aprovechar...........jajaja. sigo diciendo que los tiempos no mejoran o mejoran poco. Este para mi ha sido un año difícil con muchos gastos imprevistos y no está de mas ahorrar unos eurillos de aquí, de allí. Y en comida os puedo asegurar que en muchos sitios se van muchos, muchos euros a la basura por no saber o querer economizar. Yo hace tiempo que e convertido de los aprovechamientos mis "retos en cocina". Quizás no salgan platos de lujo pero de lo que puedo estar orgullosa es de que se pueden comer, ahorro y a la vez no me siento mal por estar despilfarrando lo que muchas otros no tienen.
         Bueno la cosa es que habían venido mas amigos a cenar y había sobrado mejillones a la vinagreta y gulas y gambas al ajillo. Pues con los mejillones escurridos y las gambas improvisé este rico arroz que fue la comida del día siguiente. Si es que no  hace falta mucho para comer bien. Y hay que darse cuenta que con algunos restos también salen platos bien ricos.




Ingredientes:
1 taza de desayuno de arroz
3 tazas de caldo de pescado
mejillones a la vinagreta (escurridos)
gambas al ajillo
1 sobre de azafrán
aceite
sal

  1. Calentamos el caldo de pescado, sino tenemos podemos hacerlo con una pastilla de caldo concentrado.
  2. En una olla baja ponemos las gambas y los mejillones con un buen chorro de aceite.
  3. Cuando el aceite esté caliente añadimos el arroz y lo removemos hasta que esté transparente.
  4. Cuando esté así añadimos el caldo, removemos y salamos. 
  5. Añadimos el azafrán en hebra ligeramente tostado.
  6. Dejamos cocer a fuego medio 15 minutos, luego dejamos bajamos el juego en al mínimo y dejamos 5 minutos mas. Retiramos del fuego y tapamos con un paño, dejándolo reposar 10 minutos.


domingo, 18 de enero de 2015

Patatas al graten de mostaza

         Tanto puede ser una receta en si, para disfrutar sola como que sirva de acompañamiento para una carne o un pescado; como fue mi caso.
            Lo que si es claro es que es una receta de lo mas sencilla y bartina. Dependiendo del tipo de mostaza que le pongáis podéis darle un toque u otro de sabor e igual adaptarlas mejor al tipo de platos al que queráis acompañar. He visto que mostazas Maille tiene unas cuantas variedades. Yo la he hecho con mostaza en grano a la antigua.
           Me encantan las patatas, podría estar haciendo platos con ellas sin cansarme. Si bien es verdad las prefiero cocidas con algún tipo de salsa, o de otra manera, pero que estén cocidas mas que fritas. Siempre la mejor opción porque ya son un alimento que no es ligero debido a la fécula que lleva; así que cuanto mas ligeras las podamos hacer mejor y así también disfrutar de uno de los productos que nos da la tierra que mas se utilizan en cocina.



Ingredientes:
1 kg de patatas
1 cabeza de ajos pequeña
1 cucharadita de romero
1/2 limón
1 yema de huevo
2 cucharadas de mostaza de Dijon o antigua
3 cucharadas de queso crema
aceite
sal
pimienta


  1. Pelamos y cortamos las patatas en rodajas.
  2. Pelamos los ajos.
  3. Precalentamos el horno a 180º.
  4. Forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado y extendemos las patatas y los ajos, salpimentadolos. Espolvoreamos con el romero y rociamos con aceite. 
  5. Ahora mezclamos todo con las manos para que se impregne bien.
  6. Horneamos 25 minutos, dándoles la vuelta cada 10. Y reservamos.
  7. Mezclamos la yema cocida y machacada con la mostaza, el queso, el zumo de limón, aceite, sal y pimienta. 
  8. Batimos bien y extendemos sobre las patatas que gratinamos unos 5 minutos. Servimos calientes.


viernes, 16 de enero de 2015

Bizcocho de bollería

         Continuamos reciclando y ahorrando en esta cuesta de Enero, pero estas recetinas nos valen siempre. Buen fin de semana vos dejo con un dulce.
        Mas que un bizcocho debería llamarlo pudin o flan, pero así lo llamaban en la receta de donde lo saque. La textura se parece a la de un bizcocho, claro que todo depende de lo que le añadamos. Lo hice para aprovechar los restos de bollería de Navidad: roscón, panettone, pero en realidad lo podemos hacer con restos de un bizcocho, de magdalenas, sabaos, panes dulces o galletas..........Receta de aprovechamiento en dulce que de esas tengo pocas. Entre otras cosas porque en mi casa es difícil que algo dulce sobre, ya que tengo al monstruo de las galletas y los dulces en casa jajaja.
          Lo que mas me gustó es que lo hice en un molde de bundt cake y por fin conseguí que me desmoldara bien; claro que todo fue gracias al caramelo que ayuda bastante jaja. Es que me tienen manía ese molde!!!!!!!!! para los bizcochos no consigo uno entero. Pues por lo menos con este "bizcocho" lo conseguí jejeje. por eso me gustó mas llamarlo así que pudin.



Ingredientes:
300 gr de bollería sobrante
400 ml de leche
1 vaso de leche
3 huevos
250 gr de azúcar
ralladura de una naranja
1 cucharada de esencia de vainilla
zumo de 1/2 limón

  1. Precalentamos el horno a 165º.
  2. Desmigamos la bollería y la ponemos en un bol a remojo de un vaso de leche.
  3. Batimos los huevos con 150 gr de azúcar y la esencia de vainilla.
  4. Añadimos la bollería, la leche y la ralladura de naranja y mezclamos todo bien.
  5. En un cazo ponemos a calentar  sin remover el resto del azúcar, 1 cucharada de agua y el zumo de limón. Cuando tome el color de caramelo tostado repartimos por el molde en el que queramos hacer el bizcocho.
  6. Vertemos la masa en él y horneamos al baño maría unos 50 minutos. Yo suelo poner ya el agua bien caliente antes de meterlo en el horno.
  7. Sacamos del horno y dejamos enfriar, luego lo metemos en la nevera como una hora antes de desmoldarlo.

jueves, 15 de enero de 2015

Pastel de tortitas con picadillo de matanza

          De nuevo plato nacido de la improvisación y de la necesidad de sacar de la nevera una serie de ingredientes que de otra manera llegarían a ir al cubo de los animales.  Eran una bandeja de mortadela y como una taza de picadillo de chorizo ya frito. La noche antes estuve dándole vueltas a que podía hacer y se me ocurrió este pastel salado. El ponerle besamel fue un acierto pero sobre todo lo hice para fijar los ingredientes a las tortitas y que no se me salieran de entre ellas. Luego buscando la mortadela me encontré con una rodaja de provalone que aunque tenía fecha alta de caducidad pensé que podía hacer el gratinado de lo mas rico.
              Desde que escribí esta entrada ya lo he repetido varias veces, porque les encantó, incluso con ideas diferentes de ingredientes que seguro que a vosotr@s se os ocurren muchas mas.



Ingredientes:
4 tortitas de trigo o maiz
8 lonchas de mortadela
6 lonchas de queso
1 taza de picadillo de chorizo ya frita
4 cucharadas de harina
4 cucharadas de aceite de girasol
250 ml de leche
nuez moscada
sal
1 rodaja de provalone

  1. Lo primero es hacer la besamel con el aceite, la harina y la leche. Le damos un toque de nuez moscada, cada uno al gusto. Una vez la tenemos cocida vamos a montar el pastel.
  2. En una fuente redonda apta para horno ponemos una tortita, la untamos con besamel y sobre ella ponemos 4 rodajas de mortadela y sobre esta tres de queso.
  3. Tapamos con otra tortita y la untamos por encima con besamel.
  4. Colocamos el picadillo de chorizo que ya tendremos frito. La manera de freírlo es calentar bien una sartén ponemos el picadillo y lo vamos aplastando para deshacerlo con un tenedor a la vez que revolvemos para que se haga por todos los lados.
  5. Colocamos otra tortita y repetimos, untamos con besamel, colocamos las mortadela que nos faltaba, el queso y tapamos con la última tortita.
  6. Le añadimos por encima la besamel que nos queda.
  7. Sobre ella ponemos la rodaja de queso provalone.
  8. Gratinamos en el horno hasta que esté doradito, sacamos esperamos unos minutos y servimos, el corte queda perfecto.