miércoles, 4 de enero de 2012

Pechugas rellenas a la crema de cabrales.

Hoy he ido a por hamburguesas de pollo a mi carnicería habitual, pero ya no tenían; así que he tenido que comprar pechugas enteras, al mandarme que las abrieran a filetes (para ahorrar tiempo, normalmente lo hago yo porque nos gustan muy finas) lo han hecho de distinta manera y los filetes han quedado demasiado grandes. Así que he decidido rellenarlos. Esta es una receta que vi en una revista hace unos años y que poco a poco le he ido dando mi toque personal, buscando rellenos hasta encontrar este que nos gusto. Así que ahí va esperando que
os guste.



Ingredientes:
1 pechuga de pollo (las dos mitades, a filetes)
6 lonchas de baicon
1 bote pequeño de champiñones (100gr)
1 bote pequeño de aceitunas (50 gr)
1 brick de nata (200 ml)
1 trozo de queso cabrales (125 gr o 3 cucharadita de crema de queso azul)
4 patatas grandes (para acompañar)
   aceite
   sal
   palillos o hilo de cocina
  1. Lo primero vamos a preparar el relleno: picamos el baicon muy menudito, los champiñones y las aceitunas.
  2. Ponemos el baicon en una sarten a fuego muy suave cuando empiece a soltar la grasa le añadimos los champiñones  y las aceitunas (cuidado que salta mucho), lo salteamos y retiramos del fuego.
  3. Salamos las  pechugas y las vamos rellenando. La podemos ir cerrando con palillos o atando con hilo de cocina.
  4. Ahora vamos a hacer las patatas al estilo panadera para cubrir la fuente en la que luego colocaremos las pechugas. 
  5. Freímos las pechugas y las colocamos en una fuente sobre las patatas.
  6. Hacemos la salsa. Vertemos la nata en un cazo y vamos disolviendo el queso Cabrales o la crema de queso a fuego muy suave. En cuanto esté disuelto y empiece a hervir retiramos.
  7. Vertemos sobre las pechugas.
NOTAS
- El Cabrales es un tipo de queso azul de sabor muy intenso se disuelve bastante bien, mejor que el azul. También se comercializa en crema que es aun mas fácil de disolver. Aunque también podéis recurrir a las natas de queso azul. Yo aquí utilicé la crema de queso por eso quedo mas blanca. Si hubiese utilizado Cabrales  tendría un toque de color verde.
- Si no queréis añadir las patatas con una ensalada también combinaría.
- Otra opción sería darle un toque de gratinado.



2 comentarios:

  1. Belén tienen una pinta las pechugas increible! nunca las he preparado pero se que mi chico se chuparía los dedos con esta receta ( y yo también, para que negarlo ) un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. Son muy sencillas de hacer Magda, anímate. Lo que mas tiempo lleva es cerrarlas después del relleno, porque depende de como estén cortadas.

    ResponderEliminar