jueves, 19 de enero de 2012

Salsa de tomate casera

Esta es una salsa base en muchos platos de nuestra cocina. Combina tanto con carnes, pescados como con otras verduras. Mis padres siempre han tenido huerta y se han plantado todo tipo de hortalizas. A finales del verano, los tomates llegaban todos a la vez con lo que o estabas todo el día a tomate, o los vendías o hacías conserva para el resto del año. Allí en casa siempre se hizo conserva de salsa de tomate. Hoy en día con los invernaderos tenemos tomate todo el año, pero el que lo ha probado de la huerta, madurado al sol del verano sabe que el gusto no es el mismo. Hoy me había propuesto hacer un plato en el que necesitaba la salsa de tomate y he decidido hacerla yo, como vi en casa toda la vida. El tomate reduce mucho al convertirse en salsa, así que como no sabia muy bien la cantidad que iba a necesitar, pues hice cantidad y luego si me sobraba lo envasaba en conserva.



Ingredientes:
2 kg de tomate ( cuanto mas maduro mejor)
   aceite
   sal
   azúcar

  1. Pelamos el tomate (el tuco de hacerles un corte en cruz en la base y meterlos en una olla con agua hirviendo unos minutos, va muy bien sobre todo en esta receta).
  2. Como ya los tenemos con un corte en cruz estrujamos para desechar parte de las semillas.
  3. Picamos en trocitos menudos.
  4. En una cacerola grande echamos un chorro de aceite de oliva y agregamos el tomate. Que vamos dejando cocer a fuego lento. REMOVIENDO MUY A MENUDO. Primero veremos que suelta mucho líquido al principio, pero conforme avance la cocción el líquido se irá reduciendo y evaporando. Dependiendo de lo maduros que estén los tomates nos llevará mas o menos tiempo. Pero para esta cantidad mínimo 1 hora .
  5. Cuando veamos que está cocido, que ya es una especie de papilla le añadimos un poco de sal. Vamos probando.
  6. Lo pasamos por el pasapurés para eliminar el exceso de semillas. Si lo vamos a emplear en una salsa en el momento quizás deberíamos ponerle un poco de azúcar ( una pizca)  para quitarle la acidez .
Recordemos que ésto es salsa de tomate, si por el contrario queremos tomate frito. En lugar de dejar haciéndose los tomates en su propio líquido lo que deberíamos es echar mucha mas aceite, que se hagan friéndose. Y una vez pasado por el paspures le daríamos otro triturado con la batidora.
Ahora vos explicaré como hice las conservas de tomate con lo que me sobró de hacer mi receta. Podemos emplear botes de cristal de otras conservas, siempre y cuando estén en buen estado sin oxido en las tapas. O para estar mas seguros hay botes vacíos para conserva a vender.

  1. .Los botes deben estar bien limpios. Yo hiervo cristal y tapas por separado 15 minutos. Los dejo escurrir y luego los seco muy, muy bien.
  2. Rellenamos los botes sin llenarlos del todo. Dejamos como 1 cm. Los cerramos bien.
  3. Los introducimos en una cazuela cubiertos de agua y los hervimos 30 minutos.
  4. Los sacamos dejamos enfriar y para comprobar que el bote esté bien sellado le damos la vuelta y esperamos a ver si sale liquido. Si lo hace eso sería que no esta sellado al vació y deberíamos consumir pronto.

2 comentarios: