martes, 17 de enero de 2012

Pote de berzas

¡¡¡¡Frío, frío!! pero estamos en invierno, así que qué esperamos. Después de todo estos meses tambien tienen su encanto. Poder disfrutar del calor de hogar (nunca mejor dicho), y de platos como este que calienta el cuerpo destemplado de una mañana casi con temperaturas bajo cero. En mi familia siempre hemos disfrutado del calor de cocinas de leña; es la ventaja que tiene vivir en el campo y a la vez cerquita de la ciudad. Y esas cocinas para estos platos son excepcionales, que el cocido se vaya haciendo a fuego lento como lo hacían nuestras abuelas les da el verdadero sabor. Pero como no todo el mundo puede disfrutar de hacerlo de esa manera vamos a adaptar los tiempos a las cocinas de hoy en día. Son recetas tradicionales que pasan de abuelas a madres, de madres a hijas y que deberíamos recordar siempre. Y está se la quiero dedicar a mi madre que las hace con tanto cariño y paciencia en "esa cocinina de leña".



Ingredientes:
1 manojo de berzas (en otros sitios las llaman coles)
4 patatas medianas
1 chorizo
1 morcilla
1 trozo de tocino
1 diente de ajo
1/2 cucharada de pimentón dulce
   sal
   aceite de oliva

  1. Lavamos las berzas, escurrimos y cortamos menudas, vale en juliana.
  2. La ponemos en una olla a cocer como unos 15 minutos desde que rompan a hervir. Es para quitarles un poco el exceso de verdina.
  3. En otra olla colocamos el chorizo, la morcilla y el tocino. Esperamos a que hierva y lo espumamos.
  4. Añadimos a las carnes las patatas cortadas en trocitos pequeños. 
  5. Pasados los 15 minutos de la verdura la escurrimos y la añadimos a la otra olla.
  6. Hacemos un sofrito con el ajo bien picadito y unas tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva. Cuando el ajo esté blandito retiramos y añadimos el pimentón removemos para mezclar y no se requeme.
  7. Añadimos el sofrito a la olla y una vez que este hirviendo bajamos el fuego (medio fuego) y dejamos que se cueza mínimo, mínimo una hora, mejor si es mas.
  8. Tenemos que ir mirando que no se nos seque, si vemos que es el caso añadimos agua mejor si esta caliente (hervimos un cazo de agua y lo ponemos al lado por si la vamos necesitando). El caldo tiene que quedar gordito, y eso se consigue con cocción a fuego lento.
NOTAS
- Mucha gente le añade al "compango" (el chorizo, la morcilla y el tocino) o la "pringada"(como dice mi amiga Magda)  un hueso de jamón para hacer el caldo; también le da mucho gusto.
- Mi madre siempre les hecha una hebras de azafrán tostado dice que les da mucho gusto.




1 comentario:

  1. Madre mía, este plato "de toda la vida" es un lujazo para estos fríos, ¡qué rico!.
    Un besote.

    ResponderEliminar